El Mudra de Sat Kriya

Una de las joyas de la práctica del Yoga

En este artículo no explico el ejercicio de Sat kriya ya que es mejor aprenderlo personalmente con un profesor y voy a limitarme a explicar el mudra que tal vez hayas visto o practicado también en otros ejercicios y que tiene efectos por sí mismo. Si te provoca curiosidad lo que lees te animo a probar las clases de Kundalini yoga donde encontraras verdaderas joyas para tu práctica de yoga.

El mudra: los dedos de las manos entrelazados excepto los índices que quedan planos y unidos. No te preocupes si en la mano queda un pequeño hueco. El mudra se mantiene con las manos relajadas pero firmes para su unión y dirección. En Sat kriya el mudra debe apuntar al cielo como prolongación energética de tu columna.

Sobre la postura de Sat kriya: cuando eleves los brazos, no importa si desde postura de roca (vajrasana) o en postura fácil (sukhasana), debes prestar atención para mantener el control abdominal y que la zona lumbar quede estirada. También observa que mantengas los hombros bajos y las escápulas unidas, después de esto intenta estirar los brazos rectos, pero si ves que para ello pierdes lo anterior, abstente y deja tus codos algo flexionados.

Efectos

Cuando hacemos este gesto estimulamos la circulación energética y ayudamos a la eliminación ya sea tanto en el ámbito físico como energético. Esto se traduce en la estimulación de la eliminación a través del intestino grueso, pulmones y piel y en la consecuente expulsión de la energía gastada o agotamiento, liberación de tensiones y negatividad. Seguidamente se produce una renovación energética, por lo que es tan importante la relajación profunda en savasana o gurupranam como mínimo en el mismo tiempo en el que se hizo Sat kriya.

Los efectos que de por sí tiene el mudra se amplifican realizándolo en Sat kriya ya que este ejercicio estimula el chackra del ombligo, que regula los 62.000 nervios principales del cuerpo, masajea los órganos, activa la secreción de todas las glándulas endocrinas y actúa directamente sobre la energía kundalini. Debemos tener en cuenta que el buen uso del impulso que se realiza al pronunciar “sat”, que incluye la movilidad de mulabhanda y el diafragma, favorece la transmutación de la energía sexual en energía creativa, espiritual.

Mantener las palmas de las manos juntas con todos los dedos estirados aumenta los efectos de Sat kriya, pero debes asegurarte de que la posición es correcta y que puedes permitírtela tanto a nivel físico como energético. Se necesita una postura muy correcta para el fluir de tanta energía y unos canales energéticos preparados tanto para ese fluir como para integrar la energía entrante. En cualquier caso haz caso de las indicaciones de las kriyas y de la orientación personal de tus profesores al respecto del mudra y no lo intercambies a tu gusto. Respeta también los tiempos de ejecución en tu aprendizaje ya que más no siempre es mejor.

Encontrarás que este mudra se realiza también en otras posturas como la del cuervo, celibato o realizándolo de pie y alguna otra; en principio tiene el mismo efecto, aunque debido a la posición (ásana), movimiento, dirección del mudra (normalmente al cielo o al horizonte), respiración o canto de mantra puede estar realizando también una ayuda a otros trabajos físicos o energéticos.

Si te interesa practicar Sat kriya consulta con un profesor de Kundalini yoga.

Siri Tapa, octubre 2011

, ,
Entrada anterior
Sabiduría Yóguica: Las Gunas
Entrada siguiente
Energía para la acción

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú