El punto del Ombligo

Donde convergen cientos de canales que transportan la fuerza vital

En kundalini yoga damos una especial importancia al punto del ombligo ya que todo comienza en este espacio etéreo, unos 3 dedos debajo del punto físico del ombligo y por delante del sacro. Tiene una importancia tan relevante debido a que físicamente es el centro desde el cual se mueve el cuerpo y energéticamente es el centro de transformación de energía. Existen numerosas kriyas (series de ejercicios) como Nabhi kriya o ejercicios sueltos como la postura de estiramiento para ajustarlo y devolverle su poder, también existen meditaciones especiales que te harán “encontrar tu sitio”.

Tu alineación en las posturas y el que te sientas seguro con equilibrio y fuerza en ellas o mientras te mueves depende de que sepas despertar la conciencia de este punto. Y tu salud física y mental están relacionadas con la salud de este punto vinculado con el elemento fuego, y con los procesos de “digerir” tanto a nivel de alimentación como a nivel de la digestión emocional, y por lo tanto afín con la avaricia, la compulsión, la necesidad de atención o cuidados, la posesividad, la necesidad de reconocimiento… y otras tantas emociones.

Hay una historia que dice que el discípulo le pregunta al maestro hasta dónde debería de viajar para adquirir más sabiduría, paz e iluminación, a lo que el Maestro le responde: “Debes viajar la distancia que hay entre el pulgar y la punta del dedo meñique”. Esta distancia es justo la que existe entre tu ombligo y tu corazón. El camino místico que une el tercer chackra y el cuarto. Si quieres entender bien la naturaleza de la conciencia debes entender el punto del ombligo y poner una buena dosis de atención en tus prácticas.

Conexión

Nuestros niveles mentales y físicos de conciencia están totalmente interrelacionados y regulados entre sí. Los chackras transforman las frecuencias de energía que se reflejan a distintos niveles, tanto en el cuerpo como en la conciencia. En el punto del ombligo se encuentran miles de nervios de los cuales muchos son vitales. En él convergen cientos de canales que transportan la fuerza vital del cuerpo y que pueden tener diferentes caudales, proporciones e intensidades de flujo, iniciadas y ajustadas allí. Si lo piensas, no debe serte muy extraño ya que en la fase prenatal éramos alimentados por el ombligo, constituía nuestro punto de unión con la vida y el centro de nuestra energía y limpieza. Ahora esta misma conexión existe, pero a un nivel etéreo, y es fuente de nuestras ganas de vivir.

En kundalini yoga el punto del ombligo es trabajado en cada clase para que el cuerpo se revitalice y la energía se distribuya con armonía y pueda alcanzar otros niveles de conciencia superiores. Trabajamos a niveles tanto físicos como emocionales, tanto de voluntad como de conciencia, no te faltará de nada y sobre todo hallarás la morada de tu energía. ¡Adelante!

Siri Tapa, octubre 2009

, , , , ,
Entrada anterior
El Camino de los Voluntarios
Entrada siguiente
Atrevernos a Soñar

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú